Redes Sociales

A casi un año de la asunción del Gobierno del Presidente Mauricio Macri y de Ricardo Buryaile como Ministro en el área de Agroindustria, la FONAF rechaza el freno a las políticas públicas que se ha llevado a cabo a lo largo de este período, y que se ha agravado en los últimos dos meses.

Luego de la renuncia del Secretario de Agricultura Familiar, la secretaría ha quedado acéfala, y el Ministro Buryaile no ha dado ningún tipo de respuesta a las necesidades de los Agricultores Familiares, que representamos desde la FONAF.
Así, como Agricultores Familiares hemos tenido que soportar una manifiesta desconsideración e inacción por parte de los organismos estatales cuya principal acción debieran ser las políticas públicas para el sector.
La situación de acefalía de la Secretaría de Agricultura Familiar está generando una parálisis mayor de las pequeñas actividades de extensión y de apoyo que todavía se venían realizando en las distintas Provincias. Los agricultores familiares, que no nos hemos visto favorecidos con la devaluación ni con la quita de las retenciones porque producimos alimentos para los Argentinos, hemos tenido que soportar el incremento del costo de nuestros insumos, desde el maíz a todos los otros productos, y la reducción de los planes específicos que servían de apoyo y fomento a la agricultura familiar.

Por eso nos vemos obligados a denunciar que de continuar con esta trayectoria del gobierno, los Agricultores Familiares seremos cada vez menos, obligados a abandonar la producción por falta de ingresos que compensen los costos, y reduciendo así la producción de los alimentos que consumen nuestros compatriotas.

Desde la FONAF, por eso reclamamos acciones inmediatas por parte del Gobierno, que tienen que ver con fomentar una agricultura con agricultores:
1.- Reglamentación urgente de la ley 27.118 de “REPARACION HISTORICA para la AF” aprobada en el 2014 por la gran mayoría en el Congreso de la Nación, siendo el Ministerio que dirige Buryaile único órgano responsable de dicha tarea.
2.- Continuación de los programas de registración de la Agricultura Familiar, (RENAF  y RENOAF) sin desvirtuar su origen e implementación, exigimos la participación activa, como siempre fue, de las Organizaciones de la agricultura familiar. 
3.- Cumplir con los pagos adeudados a los Agricultores Familiares, por el RENAF ya que esas deudas del Estado para con los sectores más desprotegidos de la sociedad son una verdadera vergüenza.
4.- Que en el plazo de 30 días, se destine un fondo de cien millones de pesos ($100.000.000)  para reparar en parte el daño productivo del sector de Agricultores Familiares  en todo el País, implementado  con la modalidad de la  “Banca Rural”, en tanto se cumple con la Ley 27.118
5.- Que se cree una línea de crédito en el Banco Nación y un fondo de garantía solidaria,  con tasas subsidiadas según la propuesta de la Ley 27.188, para todos aquellos Agricultores Familiares  que hoy siguen estando fuera de esa posibilidad.
6.- Instrumentar desde el Gobierno Nacional la compra de productos, insumos y servicios provenientes de establecimientos productivos de la agricultura familiar, quienes tendrán prioridad en las compras que realice el Estado para provisión de alimentos en hospitales, escuelas, comedores comunitarios, y otras reparticiones estatales, tal como lo establece la Ley 27.118.
7.- Por amplia representación que somos desde la FONAF estamos a disposición en forma colaborativa y propositiva para entre todos implementar, políticas, planes, proyectos, por el bien de los Agricultores familiares y de todos los Argentinos.