Redes Sociales

Es necesaria la reglamentación urgente de la Ley de “Reparación Histórica” N° 27.118

El lunes 10 de abril, la FONAF asistió a una reunión convocada por el subsecretario de Agricultura Familiar, el Lic. Juan Manuel Pomar.  El encuentro se planificó por pedido de Ricardo Buryaile,  luego de la nota presentada por la  Comisión Directiva de la FONAF al ministro de Agroindustria.

Luego de un año y medio de reuniones con las diferentes autoridades del Ministerio; de haber mantenido encuentros con el “Consejo de Agricultura Familiar Campesino Indígena” para la reglamentación urgente de la Ley de “Reparación Histórica” N° 27.118; de proponer y solicitar diferentes acciones muy  concretas de aplicación inmediata para el sector de la Agricultura  Familiar; quienes  somos  los que producimos los alimentos frescos y elaborados que día a día llegan a una gran cantidad de familias argentinas, no somos escuchados. Mejor dicho, los funcionarios hacen que nos escuchan, nos invitan a reunirnos una y otra vez, a re-discutir lo que ya dejamos por sentado y por escrito. A esta altura, por el tiempo transcurrido, se trata de una falta de consideración y de respeto. Una pérdida de tiempo muy poco comprensible.

Como hemos manifestado con toda claridad, somos parte de la solución y no del problema, en un país con graves inconvenientes en los precios de los alimentos de consumo básico, en la mayoría de los casos a muy elevados. Y lo que es peor, destinados a seguir creciendo por culpa de quienes manejan la distribución y la venta final  de los alimentos: las grandes cadenas de supermercados.

Muchas familias buscan y saben  encontrar a quienes producimos y vendemos a precios baratos. En ferias, plazas, esquinas, en los mercados y almacenes  populares. Con nuestras organizaciones ayudamos a que el salario alcance un poco más,  pero es aún muy insuficiente nuestro esfuerzo, ya que necesitamos el acompañamiento del Estado. Sabemos cómo hacerlo, pero precisamos la concreción de políticas públicas que ya están  legisladas, programas y proyectos ya existentes en el Ministerio de Agroindustria, que resolverán en gran parte la producción, distribución y venta de alimentos frescos a muchos mejores precios,  evitando intermediación parasitaria.  
 
Sobre estos y otros temas, no estamos consiguiendo respuestas y acciones desde el Ministerio, que debe estar al servicio de la producción de alimentos para la población en la Argentina,  y no sólo al servicio de grandes exportadores y formadores de precios, como podemos observar actualmente. Vemos con mucha preocupación que  cada día los productores familiares vamos desapareciendo o migrando por falta de decisión de  funcionarios. Por falta de un Estado presente.

Desde la FONAF estamos seguros (y coincidimos ampliamente con las otras organizaciones representativas del sector) de que se agotaron los tiempos de reuniones sin respuestas claras y contundes. Eso es lo que le venimos solicitando al ministro Buryaile, quien nos derivó a sus secretarios, sub-secretarios, directores, quienes solo dicen que tienen buenas intenciones. Pero respuestas concretas…ninguna.