Redes Sociales

El trabajo conjunto de los asociados de la Unión de Pequeños Productores del Chaco (UNPEPROCH), socia fundadora de la FONAF, y el financiamiento de proyectos de apoyo a la producción y para la infraestructura predial otorgados por la Delegación Chaco de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación, permitió a la organización la conformación de un fondo financiero propio, basado en la solidaridad y la cooperación. 

Los promotores de la iniciativa lo denominan como un sistema de trabajo que administra dinero comunitario. Los socios tienen acceso a préstamos para la adquisición de materiales o servicios que, con ingresos propios, serían difíciles de alcanzar.

Este sistema se implementa en Laguna Limpia, una comunidad ubicada a 50 kilómetros de la ciudad cabecera del departamento de General San Martín, conocida también como “El Zapallar”. Para llegar hasta allí, hay que transitar la ruta de tierra número 32, que en época de sequía levanta verdaderos telones de polvo y, en época de lluvia, simplemente es intransitable. 

Laguna Limpia tiene 1700 habitantes. Entre ellos se puede encontrar algunos de los ex obrajeros de La Forestal, “La Compañía” que, merced a la ausencia de controles del estado nacional derivado de oscuros contactos con el poder de turno, llevó adelante la tala indiscriminada del quebracho para obtener tanino que significó la destrucción de una parte importante de los recursos naturales, más la explotación de sus trabajadores, entre fines del siglo XIX y principios del XX. 

Pero un día, “La Compañía” se fue cuando el tanino ya no era negocio porque -entre otras cosas - las leyes laborales fueron poniendo límite a tamaño aprovechamiento de los obrajeros. Con esta ida, también se fueron muchas familias. “¡Para qué se iban a quedar!, ¿qué iban a hacer?”, recuerda don Oscar Luque, antiguo poblador del lugar. 

A quienes se quedaron, les entregaron tierras y pasaron de obrajeros a agricultores-algodoneros. Con esta producción volvió el movimiento económico en la zona y, con ella, el trabajo y el orgullo de volver a ser productores hasta que  los suelos se volvieron improductivos. A esto, se le sumaron los bajos precios que lograban por la producción. 

No obstante, aun hoy algunos los agricultores familiares siguen haciendo algodón, no como en épocas pasadas,  sino porque hay una cultura del algodón instalada, como si fuera una tradición. 

Los hijos de estos obrajeros o hacheros -como también se los llamaba- devenidos a  algodoneros, hoy son los motores  de “Nuestro Propio Banco”, denominación que los propios agricultores dieron al Fondo que administran. 

Para su funcionamiento, tres grupos de trabajo son claves en la experiencia: por un lado, el comité de crédito -compuesto por los delegados de colonias-, quienes toman las solicitudes de crédito, las evalúan para definir el préstamo y luego es el encargado de  cobrar la cuota de pago. 

Por otra parte están los destinatarios, o sea los socios de la Organización, pequeños productores que al igual que quienes están en el comité, cuentan entre  10 y 50  hectáreas. 

Finalmente, está el grupo de técnicos que asesoran a la organización y administración del Fondo y que pertenecen a instituciones que hace décadas vienen trabajando en el Departamento Libertador General San Martín y que, en los últimos años, comenzaron a intensificar las políticas de mayor alcance productivo y social  que  se plantean desde el Gobierno nacional. El Estado acá se hace presente a través de los distintos organismos dedicados a la atención del sector y ONGs que acompañan y articulan con la población rural y el Estado. 

“¡El préstamo te saca de apuro y sin que se aprovechen de la necesidad de uno!”, se escucha decir repetidamente a los distintos productores protagonistas de esta experiencia. Muchos de ellos no pertenecían a ninguna organización pero en forma paulatina, fueron confiando y ahora trabajan en forma organizada con otros productores, iguales a ellos, con idénticas necesidades y posibilidades parecidas. A partir de integrar e integrarse al Fondo Rotatorio cuentan con otros recursos, y se dan fuerza y aliento mutuamente. 

REGIONALES

Prev Next

Logro de pequeños productores organizado…

Logro de pequeños productores organizados; Melones de Media Agua conquistan a paso firme los mercados más importantes de la Argentina.

La Asociación de Productores y productoras de Sarmiento abastece por 5ta temporada consecutiva los mercados de Rosario, Buenos Aires y Mar del Plata con un volumen que rondará las 30.000...

Seguir leyendo

La FONAF reune a sus dirigentes en CUYO

La FONAF reune a sus dirigentes en CUYO

Miembros de la Comisión Nacional de la FONAF se reúnen con Organizaciones federadas en las provincias de cuyo. El jueves 28/01 La Federación de Organizaciones Nucleadas de la Agricultura Familiar –FONAF-...

Seguir leyendo

Un banco propio y una organización forta…

Un banco propio y una organización fortalecida: logros del trabajo conjunto

El trabajo conjunto de los asociados de la Unión de Pequeños Productores del Chaco (UNPEPROCH), socia fundadora de la FONAF, y el financiamiento de proyectos de apoyo a la producción...

Seguir leyendo