Redes Sociales

La Asociación de Productores y productoras de Sarmiento abastece por 5ta temporada consecutiva los mercados de Rosario, Buenos Aires y Mar del Plata con un volumen que rondará las 30.000 cajas de melón en la temporada 2015/2016.

Entrevista a la Lic. en T.S. Belén Silva y el Ing. Agr. Fernando Lucero , esto ha sido el logro de un trabajo constante de la organización Aprosar que arranco por el año 2010/2011, con mucho esfuerzo propio y con la necesidad de superar el contexto de comercialización dominado por intermediarios que se terminaban quedando con la mayor parte de las ganancias, y los productores salían “a raya” para seguir produciendo en la próxima temporada.
El gran “salto” fue arriesgarse a enviar 4600 cajas de melón a un contacto en el Mercado central de Buenos Aires. La organización tenía 7 mil pesos ahorrados que invirtió en cajas de madera para embalar, a medida que los vendedores les rendían las ventas realizadas se compraban mas cajas y se volvía a enviar la mercadería, “esto genero un gran esfuerzo y desgaste para la organización, pero se demostraron a sí mismos que era posible pensar más allá de lo local y soñar con avanzar hacia una forma más justa de vender su producción.”
En la temporada siguiente (2.011/2.012) se pudieron gestionar viajes para conocer y generar contactos en los mercados, participaron técnicos de la Secretaria de Agricultura Familiar y productores de Aprosar. Esto fue enriquecedor ya que se conocieron detalles como el punto de maduración optimo para la venta, como embalarla y presentarla, cosas que solo te la pueden decir los puesteros del mercado, lo que le interesa al comprador. “Con esto se tomo conciencia de que para que te vaya bien tenés que mandar la mejor fruta que tengas.” De esta manera se logro entrar con los melones al Mercado de Fisherton de Rosario y se lograron mandar 15.000 cajas de melones. En la tercer temporada y siguiendo la misma metodología se llegó al mercado Frutihortícola de Mar del Plata, Mercado de productores de Rosario y Mercado de Beccar en Bs. As. aumentando a  17.000 cajas de melones enviados en esa temporada 2.012/2.013.
En este punto se genero un avance muy importante en “la confianza hacia adentro y hacia afuera de la organización”, la confianza que tiene cada compañero y compañera entre si la confianza que se genera en los consignatarios y proveedores. En el caso de las cajas para embalar (que son uno de los mayores costos), el proveedor, Rubén Lliteras,  nos entrega toda la cantidad y se le paga cuando se termina de cobrar las ventas de la temporada, cuestión muy importante que hasta entonces había sido imposible. “Se recupero de a poco el valor de la palabra”.
Con esta forma de trabajo se logro mandar en la temporada 2013/2014 unas 19.000 cajas y en 2014/2015 23000, llegando a una proyección de 30.000 para esta última temporada. Esto marca un incremento continuo de 20 % entre temporadas, es un crecimiento sostenido que genera un panorama prometedor, sostenido por un esfuerzo organizativo y familiar.
Esta experiencia hizo que se visualice un productor que antes estaba invisible produciendo para un intermediario y lo que producía quedaba oculto bajo dos o tres marcas de melones conocidas. Y esto debería redituar paulatinamente en el bolsillo del productor.
Es importante resaltar el compromiso que se va asumiendo desde diferentes entidades estatales como el Ministerio de Producción de la Provincia que apoyo en esta última temporada con el flete para que lleguen los melones al Mercado de Mar del Plata dando también la posibilidad de que los melones que si bien son de calidad pero no pueden ser enviados a los mercados se puedan vender dentro de la provincia utilizando el camión del “Frutas y Verduras Para Todos”.
El trabajo de las familias en la producción.
Son 21 socios, que además de trabajar temporariamente en fincas, cada uno trabaja con su familia preparando la tierra, sembrando, manteniendo la producción, cosechando, controlando calidad,  embalando y cargando los camiones, es un esfuerzo familiar que involucra a todos en el proceso productivo y organizativo, cada vez más se refuerzan los lazos de confianza dentro de la organización y se adquiere mayor identidad como productor. “Compartiendo la tarea, se toma conciencia de que mi parte del trabajo afecta el de mi compañero también, entonces aumenta la responsabilidad compartida y se crece personal y organizativamente”.
Este año la apuesta es que se sumen hijos e hijas de los productores a la organización, como dicen ellos mismos “La cooperativa es lo mejor que le podemos dejar a nuestros hijos.”
Las condiciones de producción.
La zona es apta agroecológicamente para la producción de melones, históricamente se comienza a hacer melones y este conocimiento se transmite de generación en generación.
Todos ellos son productores sin tierra, producen en terrenos arrendados a terceros a altos costos, este es un problema estructural que se está tratando de abordar. La superficie dedicada al melón varia de productor en productor, van desde 1 y ½ ha. a 3 ha.
Actualmente se está trabajando sobre el escalonamiento de la producción para que no salga toda en enero y así tener más margen de ganancia al enviar la fruta cuando es escasa, en el momento en que hay abundancia los precios son mucho más bajos. Esto, una vez más, es un gran esfuerzo organizativo con la necesidad de un fuerte apoyo técnico.
Indicación geográfica
Hace tres años más o menos que se inicio este proceso, esto ha sido apoyado desde un proyecto piloto de Indicación Geográfica del Melón de Media Agua que coordina el Programa de Gestión de Calidad y Diferenciación de Alimentos Procal II Cuyo que pertenece al hoy Ministerio de Agroindustria de la Nación, con el acompañamiento del Municipio de Sarmiento, el INTA y el Ministerio de Producción de la Provincia y Secretaria de Agricultura Familiar.
En principio el objetivo fue la realización de un protocolo, a través de talleres participativos,  de cómo se produce el melón en la zona, el sello garantiza que se produce de determinada forma particular “Es un melón que se produce de determinada manera, definida por los mismos productores”, este sello salió el año pasado y lo que teneos que lograr ahora es que el consumidor identifique el sello de calidad en el mercado y lo asocie a un melón de calidad diferenciada.


Mesa para el desarrollo del melón:
Posteriormente al trabajo realizado sobre la indicación geográfica, surge la mesa del melón que nuclea organizaciones de productores, instituciones como la Secretaría de Agricultura Familiar, la Municipalidad de Sarmiento, el INTA, Ministerio de producción de la Provincia, PROCAL y PRODEAR. Se trabaja tratar las problemáticas y posibles soluciones a las mismas.
En esta mesa se trabajó sobre dos problemas estructurales de los productores relacionados con el “Acceso a la tierra” y “la disponibilidad de insumos”.  En el primer caso se identificaron la existencia de tierras fiscales en el departamento y se le planteo a la provincia poder entregar tierras para producir a las organizaciones meloneras, serian una superficie necesaria que corresponda a una unidad económica por cada familia de la organización con lo cual podrían diversificar y aumentar la producción, sustituir tecnologías de insumos por tecnologías de procesos planteándose una transición hacia un modelo agroecológico y de esta manera fortalecer la soberanía alimentaria local.
En cuanto al problema de insumos se trata de la creación de un banco de insumos que preste lo necesario para que el productor pueda sembrar la chacra y cancele el costo de lo solicitado una vez que vende los excedentes de la misma, esta es una gran ventaja ya que es difícil poder disponer de una gran cantidad de dinero al comienzo de la siembra.
El próximo paso de la organización:
Pensando en que este tipo de manejo familiar de todas las etapas de producción y comercialización tiene un techo, es que se trabajo en fortalecer la capacidad operativa a través de la adquisición de una maquina embaladora que ha sido financiada mediante un proyecto del Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación, gestionada por la Secretaría de Agricultura Familiar y la Municipalidad de Sarmiento. Esta es una maquina que ya está construida casi totalmente  y tiene una capacidad de producción de 145.000 cajas por temporadas con el trabajo de 15 operarios de las familias de los productores.
Si bien la cantidad de cajas terminadas para enviar aumentaría exponencialmente, se pretende tratar de llegar en un primer momento a las 70.000 cajas, que sería un poco más del doble de la producción actual, pero para ello es necesario aumentar la producción, el trabajo familiar y/o contratar mano de obra y resolver el problema estructural de la tierra ya que se necesitarían por lo menos 4 ha. cultivadas con melón por familia. Esto podría parecer una meta muy ambiciosa para un futuro próximo, pero como bien han demostrado estos productores meloneros; “con esfuerzo, confianza y organización se puede mejorar el presente de todos y el futuro de los que vienen detrás siguiendo esta herencia histórica de productor melonero de Media Agua.”

 

REGIONALES

Prev Next

Logro de pequeños productores organizado…

Logro de pequeños productores organizados; Melones de Media Agua conquistan a paso firme los mercados más importantes de la Argentina.

La Asociación de Productores y productoras de Sarmiento abastece por 5ta temporada consecutiva los mercados de Rosario, Buenos Aires y Mar del Plata con un volumen que rondará las 30.000...

Seguir leyendo

La FONAF reune a sus dirigentes en CUYO

La FONAF reune a sus dirigentes en CUYO

Miembros de la Comisión Nacional de la FONAF se reúnen con Organizaciones federadas en las provincias de cuyo. El jueves 28/01 La Federación de Organizaciones Nucleadas de la Agricultura Familiar –FONAF-...

Seguir leyendo

Un banco propio y una organización forta…

Un banco propio y una organización fortalecida: logros del trabajo conjunto

El trabajo conjunto de los asociados de la Unión de Pequeños Productores del Chaco (UNPEPROCH), socia fundadora de la FONAF, y el financiamiento de proyectos de apoyo a la producción...

Seguir leyendo